Reproductores de música

En el articulo anterior, tuvimos una idea clara de lo que es la cadena de audio, los elementos que la componen y ahora hablemos del audio estéreo en la actualidad.

De toda la gama de fuentes de señal análoga, pocas quedan disponibles por el cambio hacia las tecnologías y formatos digitales, aunque el paso análogo sigue estando presente como en cualquier transductor como en un micrófono, fonocaptor y parlante, pues cambian un tipo de energía a otro de manera eléctrica.

Radio FM

En el mercado residencial queda el radio FM pues muchos fabricantes decidieron eliminar la AM en sus receptores (esto es muy evidente en los autoestéreos); no puedo decir resurgimiento del disco de vinyl pues nunca de ha ido y es la única industria en formatos físicos que registra incrementos en sus ventas cada año. También ha habido cierto interés por las cintas magnéticas en cassette en Francia y en territorios como Norteamérica debido a películas como Guardianes de la Galaxia, parte 1, donde miramos como acompañante inseparable de música, un Walkman de Sony.

Reproductores de CD

Con formatos digitales, es muy común que los usuarios de reproductores de CD interconecten estos aparatos por vía análoga y los High-Enderos, vía digital a un DAC externo. Ciertamente, muchos fanáticos de la música compraron discos compactos a diestra y siniestra y quedaron con grandes colecciones e incluso aun sigan comprando CDs. Otro formato que prometía por su calidad en sonido es el SACD, que continua su distribución y venta en Japón de manera corriente.

Una alternativa a la escucha de la radio con contenidos internacionales era por onda corta y con el desarrollo de la internet y emplear métodos de compresión musical (con perdida como MP3), fue posible escuchar con la computadora, música y contenidos de otros países, siendo incorporada esta característica en los receptores AV como radio por internet vTuner y complementada también en los streamers externos.

El fenómeno de la música por streaming

Este fenómeno surgió primeramente con las plataformas pear-to pear como Napster para bajar archivos musicales de manera “gratuita” hasta que Metallica le puso un freno a ello. Después el auge de las tiendas de venta en línea de música como iTunes y posteriormente los servicios en nube con música disponible para que la escuches donde quieras y cuando quieras, por una módica cantidad mensual. Precursores de ello Rhapsody y Pandora y posteriores Apple Music, Spotify, Deezer, Tidal, Qobuz, Amazon Music y un gran etcétera, dependiendo de la región, territorio, contenido musical.

Para escuchar música por streaming, tenemos varias maneras para hacerlo: tener un streamer dedicado, por separado; incorporado en un receptor estéreo o AV; computadora y dispositivo móvil tableta o teléfono, interconectados de manera análoga o digital. El control remoto ya no es la única opción de control, siendo el dispositivo móvil la interfaz de control mediante app e incluso comandos por voz como Siri, Alexa, Google Assistant (Yatsiri esta en la mesa de diseño) No dejemos a un lado el envío de música desde el dispositivo móvil.

La cadena de audio se ha reducido notablemente y los elementos para escuchar música podrían ser los siguientes: streamer + DAC + receptor o amplificador + altavoces; otra modalidad es streamer + DAC + altavoz activo o amplificado que ya incluye obviamente la etapa de control o preamplificador. Curiosamente un elemento que podría desaparecer para el usuario común es el amplificador de poder pues la etapa de potencia ya esta integrada al parlante, salvo en High End donde buscamos este equipo por separado con la consabida potencia de salida, diseño, peso, desempeño musical y costo $$$.

En la siguiente entrega revisaremos la cadena de audio actual, parte 3, ¡no te la pierdas!

AudioSubwoofer